La mejor parte de challas en meiggs

94 ron demoler parte del edificio arguyendo que no había dejado los metros de vereda suficientes. Enfurecido e impaciente, Massoud atacaba con vehemencia al alcalde democratacristiano Alberto González y a todos los regidores que no estuvieran con él. El diario El Labrador de esa época fue el medio que almacenó exquisitas batallas verbales entre entreambos bandos, las que subirían de tono cuando el patrón consiguió la certificado tan deseada. Fue el 19 de abril de 1967 cuando se le entregó el permiso provisorio al Palace, a condición de que cumpliera con ciertos requisitos básicos. Sin bloqueo, poco luego Massoud ya tenía salvoconducto para el flamante cinematógrafo. Cómo pudo suceder esto? De acuerdo al edil Alberto González, lo que ocurrió fue una avivada del empresario, que pagó la patente a un funcionario municipal antaño de tener la aprobación del Servicio Eléctrico, del Servicio Doméstico de Salud, Carabineros, de la Dirección de Obras Municipales y de otros servicios que debían adivinar el visto bueno para su funcionamiento. Indignado, detuvo momentáneamente su funcionamiento. Frente al no cumplimiento del propietario del Gran pantalla Palace de los requisitos sin embargo indicados, el suscrito anuló la licencia que a un funcionario se le canceló, no obstante lo perentorio del acuerdo de la sesión extraordinaria de data 19 de abril de 1967, que exigía trámites que resguardan el interés de la colectividad ( ) El derecho del propietario Cuadro y es condicional hasta la día, no obstante que personas no constaten el cumplimiento de los utensilios constitutivos de la condición ( ) El funcionario que procedió a efectuar el giro de la registro, sin constatar los requisitos que habilitaban el comienzo del derecho obró al ganancia de la índole y su actuación en ningún caso, a mi parecer, le otorga el derecho al propietario del cinematógrafo para funcionar, por cuanto las condiciones que se exigen para el funcionamiento de un teatro que en la especie no se han cumplido, se establecen con el único y exclusivo objeto de velar por el notorio asistente a una sala de la categoría objeto de la puntualización 219.

146 Los abanderados de ferrocarriles durante el desfile del primer contingente a posteriori de la jura de la bandera. Antes se ve el Teatro Serrano, que proyectaba por esos díCampeón la película Allá en el Rancho Grande Pintura obsequiada a la tribu De la Presa por un pintor de patronímico Bettancourt en el que desde su paticular visión da una vistazo al frontis del principal recinto de la sociedad melipillana.

52 Melipilla en 1933 había crecido en conectividad y entretenciones. Los trenes partían a Santiago en seis horarios y demoraban una hora y 30 minutos en arribar a la época, a lo que se sumaba un servicio de góndola (buses) que conectaba Ibacache- Melipilla-Santiago. A Casablanca aún se había extendido la red de góndolas y el basketball hacía furor. No había club deportivo sin su rama cestera, y los quintetos masculinos y femeninos se daban cita constantemente en la cancha del Club Baquedano, ubicada en calle Merced N 711. Allí, en abril de 1933, el dueño de casa se midió con el mejor equipo Doméstico del momento: Green Cross. No le fue perfectamente, pero pero era un logro codearse con los grandes. Los anhelos de dimensión de la ciudad estaban creciendo, pero se veían truncados por la verdadera ofensa que había significado para Melipilla la destitución de su condición de Almohadón del Sección a manos del puerto de Santo Antonio. En esta lucha por reponer su antiguo estatus, la construcción del teatro lucía como una credencial legitimadora. La obra magna de la iniciativa particular en Melipilla, la constituye el Teatro Serrano que, en la Plaza de Armas de esta ciudad están construyendo los sres. Presa y Cía. No era posible que la segunda ciudad de la provincia de Santiago no contara con un Teatro digno de ella. Un buen Teatro y admisiblemente dirigido puede ser un gran centro de cultura. Melipilla podrá enorgullecerse Adentro de poco con esta sala que hará honor a la ciudad, pues es moderna y no desdirá comparativamente de las mejores de la capital 143. Con mucha expectativa, el viernes 11 de octubre fue un día de triple celebración: el aniversario 191 de la fundación de Melipilla, la restitución a la ciudad del título de hacienda departamental y la inauguración del Teatro Serrano.

66 y 67, marzo y abril, Galardón obtenido el año una obra de teatro. Eso fue lo que gatilló mi curiosidad y me vi en la tarea de hinchar a mis padres a que me enviaran a Santiago a ver teatro. Yo veía mucho gran pantalla con ellos, biógrafo se decía, en el Teatro Serrano que quedaba a dos cuadras de nosotros que vivíamos en San Agustín 298. Con sus padres acudía todas las noches al gran pantalla y en este constante ir se fue nutriendo de lo que veía, pero con su mente de 8 y 9 abriles no entendía cómo los sujetos cloruro sódicoían de la pantalla y aparecían en el decorado en carne y hueso, hasta que en una función de Rigoletto en Santiago lo entendió y se encantó con las artes escénicas. Cuadro ese un Melipilla que, en el conmemoración de Núñez, luce como un apacible poblado en que la única entretención era ir a adivinar una Envés a la plaza y conversar, y para los más osados resistir hasta la estación de ferrocarriles a ver acontecer el tren a Cartagena. En ese entorno de niñez, cuenta que: El Teatro Serrano Bancal un centro cultural, se hacían beneficios, se hacían sketches, se traían compañías de Santiago, se hacía la velada bufa, que era algo muy impresionante. En una oportunidad mi hermano fue favorito rey feo. Lo que se presentó ahí, entre muchas otras cosas, fue algo que era considerado el espectáculo más exitoso de la radiotelefonía chilena. En vivo y en directo un episodio de Radiotanda, con Adolfo Yankilevich, Sergio Silva, Petronio Romo y, por supuesto, que la Anita González. A salvo del rubor que produjo en Ramón Núñez que su hermano intercambiara jocosas palabras con Anita González, en pleno decorado de la velada bufa de la Fiesta de la Primavera de 1952, su presencia le dejó el pasmado gusto de observar a la

65 Sala hacían de las suyas y eran sacados y arrastrados hasta la comisaría por el violento hombre de verde. Francione había dejado un trabajo que obligaba a Selman y Varcellino a una permanente cartelera de espectáculos, que no era poco ajeno a su libramiento. El mismo Varcellino había sido un actor de variétés y promotor de shows a nivel Doméstico en los años vigésimo y treinta. Fue justamente este tipo de espectáculos el primer gran núsolo que pusieron en escena, cuando en septiembre de 1944 se anunció el suceso del año, un espectáculo que lo tiene todo: música, terror, alegría 172 en el show de las Revistas Mágicas de Richardine, el mago más importante de Latinoamérica. De origen portorriqueño, Richardine fue una Inscripción en el subcontinente por su gran calidad como ilusionista, haciendo temblar a las concurrencias con números donde cortaba la vanguardia de sus modelos, para luego pegárselas y volverlas a la vida. En díVencedor en que todo lo extraño era obra del demonio, Richardine se ubicaba imbuido de un fulgor de intriga, como un sultán de las artes crípticas. Tanto, que hasta el mismo Gabriel García Márquez menciona al ilusionista en su autobiografía como una compuerta a los juegos de la imaginación. La búsqueda del impacto y pertenecer al circuito bello capitalino, posibilitó a los socios traer a Melipilla a cantantes y actores que de otra manera no hubiesen arribado a la ciudad pueblo. Y no a cualquiera, pues pusieron sobre las tablas del Teatro Serrano a estrellas del cine latino y de la canción hispanoamericana, quienes pasaban de ser una imagen proyectada a un cuerpo presente a metros de distancia, desde las butacas de un Serrano convertido en máQuinina de sueños. 172 El Labrador, 7 de septiembre de Dos de ellos fueron Leo Marini y Hugo del Carril.

Pero pronto esto cambiaría. A partir de un nuevo intento en las dependencias de calle Valdés, Melipilla sí comenzaría a estar poco cercano a lo que anhelaba. El imperio del Teatro Colón: combate, estrellas, desnudos y escándalos El Teatro Colón inició sus funciones en enero de 1921 y bajó el telón a fines de Durante cinco primaveras acontecería por más de una Agencia y enfrentaría grandes polémicas. La primera de ellas sobrevino cuando nadie lo esperaba, en momentos en que ausencia hacía presagiar que el buen arranque post-inauguración se vería amagado por los sectores ultramontanos. Y eso que Melipilla sin embargo no Cuadro un lugar tan anodino ni fuera de las realidades sociales. Enero de 1921 sacó al pueblo el velo de su pasmosa tranquilidad. Fue un mes en que las vidas tras las sombras, los muros y las cercas de la hacienda pisaron resistente en sus principales calles. Los protagonistas eran miembros del Consejo N 1 de campesnos de Culiprán que declaraban una inédita huelga por la negativa de Ana Wodehouse, su patrona, de aumentarles los salarios y mejorar su situación. Tras un avenimiento donde medió el Representante del área, los trabajadores se manifestaron dispuestos a deponer la movilización, pero Wodehouse desistió a última hora de firmar el acuerdo. El diputado conservador por Santiago, Romualdo Silva Cortés, le había manifestado su 110 Realizada el domingo 16 de mayo de La Pueblo, 15 de julio de

Mientras, en los barrios sucedían cosas, pocas, aisladas, llenas de la adrenalina por exponer el cuerpo y una vida frágil que necesitaba cobijo. Allí la Iglesia Católica en Melipilla, tal como en todo el país, fue refugio de muchas voluntades de asociatividad que vieron en la cruz de Cristo una válvula de escape. Enrique Valdés, quien sería un actor relevante en la vida política y cultural de Melipilla al crear el Centro Cultural Pehuén, fue uno de aquellos que vivió la infancia, adolescencia y primera pubescencia en los setentas, allegándose a la parroquia La Merced y a los grupos que allí se formaban para asociarse con otros. Empecé a participar cuando tenía 14 primaveras, cualquiera me llevó. Había varios grupos, se aumentaron a posteriori, llegaron personas mayores aún. Mi inquietud Bancal la asociación, porque nos vimos limitados. Era recomplicado juntarse, pero la Iglesia daba esa posibilidad. Ahí me hice mis grandes amigos y a través de la Billete eclesiástica y social empezamos a pensar qué pasaba en Melipilla y en el país, y nuestra función como Asociación fue de apoyo, a los que hacían catequesis, en el expansión de la música. Con algunos amigos de ahí fundamos el Pehuén, y lo mismo estaba ocurriendo en la parroquia Santo José y en la parroquia San Agustín. Por cosas naturales empezamos a interrelacionarnos, a desarrollar teatro en el mismo templo sobre las cosas que nos ocurrían como sociedad. Al alero del catolicismo, las vocaciones artísticas fueron creciendo y alimentándose. Pero si admisiblemente los grupos juveniles hacían sus trabajos en parroquias, a la similar intentaban resistir a cabo peñVencedor que pretendían fueran ocultas de los militares, aunque Melipilla Cuadro una ciudad tan pequeña que difícilmente resistía que una parte no supiera lo que hacía la otra. En 1978 se pro

Sin embargo, por otro lado la dictadura elevó la música folklórica a un sitial de lado sonora de la nueva País como los auténticos sones de lo nacional, canciones sin contenido político, donde no se evidenciaban injusticias ni desigualdades 240, sino anécdotas, cantos a la mujer, a una vida campestre, campechana y simpaticona. Un ejemplo paradigmático de este nuevo-remoto folklore fueron Los 238 Internamente de este Conjunto están Ángel Parra, Osvaldo Rodríguez, Inti Illimani, Quilapayún, Patricio Manns, entre otros. 239 Jordán, Laura, Música y clandestinidad en dictadura: la represión, la circulación de músicas de resistencia y el casete clandestino en Revista Musical Chilena, Año LXIII, Julio-Diciembre, núm. 212, 2009, pp Al respecto, María José Barros indica que: El campo chileno se impuso como un espacio idealizado, donde patrones y peones convivían armónicamente en conjunto con la naturaleza; era la visión del país agrario a favor del patrón. Los Huasos Quincheros se volvieron en los preferidos, pues no tocaban quena y hablaban de modo imparcial del mundo rural. En consonancia con lo anterior, en 1979 se decretó la cueca como el bailoteo nacional, con lo cual se homogeneizaba, a nivel simbólico, la diversificación cultural del país: tras una cueca pincha aqui elegante y estilizada, quedaron al ganancia de lo oficial los demás bailes existentes en el país. Pero, además, el régimen denigró la figura del rockero, pues quien tuviera barba o pelo grande era relacionado con el vestir del enemigo (Barros, María José, Lo Específico y lo transnacional en la poesía de dictadura de José Ángel Cuevas. Entre el rock, la casa de adobe y el neoliberalismo en Certificación Literaria, núm. 39, semestre II, 2009, pp )

90 nasio bomberil. Y aunque pareciera sin sentido un incendio en el cuartel de Bomberos, sucedió. Razones para la propagación del fuego hubo tres: a) de los grifos no salía agua, b) las acequias colindantes ni tenían agua y, c) a esa hora estaba suspendida la presión de agua potable hasta el mediodía del día próximo. En 20 minutos se extinguió un recinto que solamente ese año había alojado a la Orquestina Sinfónica Nacional y a figuras de la Nueva Onda como Patricio Renán y Maitén Montenegro. Y acontecerían carencia menos que 25 abriles para que el recinto del Cuerpo de Bomberos de Melipilla volviera a tener techumbre 212. La situación era tensa. Por estos díCampeón, un Corro de vecinos insertaba sus nombres en El Labrador para expresar su solidaridad con el regidor Carlos Agüero y su repudio delante los injustos, groseros y cobardes ataques de Radiodifusión Ignacio Serrano 213. El texto agregaba que como melipillanos nos avergonzamos de la bajeza, ruindad y asquerosidad a que ha llegado la Radiodifusión para atacar a quienes han cumplido con su deber al defender los intereses del pueblo 214. Como corredor único, sin la Escuela Parroquial y sin el pabellón bomberil, el Serrano quedó solo en el camino, pero no con los mismos problemas de siempre, sino peores. El 5 de marzo de 1968, el alcalde González solicitaba a Massoud la rebaja de los precios de las entradas, porque esta alcaldía estima que el Séptimo arte Serrano está cobrando precios exorbitantes, no obstante que el estado en que se encuentra el teatro que no ofrece las más mínimas comodidades al sabido y acompañado de la mala ca- 212 La reinauguración del Campo del Cuerpo de Bomberos de Melipilla fue el 10 de enero de El Labrador, 3 diciembre de El Labrador, 3 diciembre de lidad de las películas que se exhiben en el cinematógrafo Serrano entraría en la categoría D 215.

89 que no sólo rechazaba el plazo, sino que Cuadro la Municipalidad quien debía compensar los escudos por él aportados a los mejoramientos de la sala municipal y por la instalación de los equipos de aerofagia acondicionado. Por más curiosa que resultara la excusa, se llegó a un acuerdo momentáneo. Rubén Alvear, quien fuera animador de la Radiodifusión Ignacio Serrano en esa plazo, recuerda que: José Massoud se había arreglado los bigotes con la Municipalidad y lógicamente no pagaba. Cuadro tan vivaracho (...) porque fue toda la vida Ganadorí el Yuse, yo a él lo conozco desde que partió la Radio Serrano acá en Melipilla, lo fregado es que él manifestaba su desagrado con las leyes de una forma muy curiosa. Víctor Marín intuía que esto ocurriría. Amigo en los inicios de la Radiodifusión Ignacio Serrano de José Massoud, sabía que Bancal muy difícil tener réditos monetarios con un teatro en Melipilla y Ganadorí lo comprobaba el hecho que muchos de los empresarios que obtuvieron la concesión no quisieran seguir, especialmente por los altos impuestos que pagaba el gran pantalla. Marín se lo hizo aprender a Massoud en los tiempos cuando aún guardaban un fraterno ratonera. Yo le expresé mi examen a este tesina. Si es teatro Doméstico está libre de una serie de impuestos, pero los cines, como cinematógrafos llevan una cantidad de impuestos. Si quiere traer una buena película y no tiene como rotarla, en tres cines, como lo hacen las grandes empresas, no alcanza con el hacienda. Yo conocía esto porque en ese tiempo venía llegando de Radiodifusión Agricultura, en Los Ángeles, y al resistir acá un amigo tenía mucho interés de instalar un séptimo arte, pero un buen cinematógrafo, incluso alcanzamos a comprar una parte de una propiedad, y cuando él hizo las averiguaciones con unas empresas cinematográficas de Santiago le dijeron si no tiene tres cines, no vas a poder atinar buenas películas, entonces él dijo no pongo cinematógrafo, no lo construyo, no me meto en este negocio, porque con un solo cine, a traer estrenos, buenas películas, no alcanzaba a sacar patrimonio.

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

Cuéntaselo a quien quieras: sólo tienes que escribir su dirección y la tuya para que sepa quién se lo ha enviado.

20 En Caudillo, la posición de paso de energía de los interruptores automáticos que componen los tableros alega al posterior esquema: Interruptor conectado: manilla de accionamiento en posición arriba. Interruptor desconectado: manilla de accionamiento en posición debajo. Operación cibernética por condición de falla: manilla de accionamiento en posición intermedia. Para reconectar el interruptor es preciso, como operación previa, descender completamente la manilla y luego levantarla hasta la posición superior. En caso que la desconexión persista, debe revisarse la instalación hasta detectar y reparar la falla. El proyecto pertenece a Consultoría e Inversiones Sergio Alemparte Eirl. y fue ejecutado por la empresa Inmelep Ltda. Todo el doctrina de canalización y alambrado de las instalaciones eléctricas ha sido ejecutado estrictamente de acuerdo al proyecto elaborado especialmente para ese objeto, y de acuerdo a todas las normativas vigentes. Aún se ejecutaron todas las canalizaciones de las corrientes débiles del plan.

123 fuera del presupuesto para engullir y satisfacer los servicios básicos. Un ejemplo de esta precariedad fue que todo lo recaudado se destinó a la importación de un útil musical para el Coro Polifónico. La obra agradó, la cercanía temática de mitologíVencedor absolutamente extendidas en la zona y de mujeres campesinas como cualquier chiquilla de los valles que riega el río Maipo, fueron recepcionadas de buena forma por la comunidad. Gustaba de estos relatos el público y lo demostraría nuevamente con una monumental presentación que replicaría las características identitarias de un pueblo-ciudad, construido en demarcación de haciendas e inquilinos. Mama Rosa 275, una de las obras más emblemáticas del teatro chileno, se presentó en el estadio Techado, precedida de seis meses consecutivos en cartelera en los teatros de Santiago. Con un espaciosidad asegurado, el diario Circunscrito daba gracias por la entrevista del elenco de la Universidad de Pimiento. La providencia de Altísimo ha permitido que esta obra, que fue denegada a la Ilustre Municipalidad de Viña venga a presentarse en nuestra ciudad por motivos personales, con objeto de reunir fondos para la construcción de la casa parroquial de la Sagrada Comunidad 276. Luis Gómez, un muchacho para esa época y que abriles a posteriori acertaría los exámenes para ingresar a estudiar teatro en la Universidad de Ají, rememora ese día. asociados al crecimiento del endeudamiento y aumento de las tasas de interés internacionales, desde mediados de 1979; y el tercer shock tuvo que ver con la caída en los términos del intercambio correcto a la disminución del precio del cobre. Al respecto: op. cit. Ffrench-Davis, pp. 174 y ss. 275 La historia, creación de Fernando Debesa, relata la vida de la aristocrática clan Solar Echeverría desde inicios del siglo XX hasta la período de 1950, fijando como individuo de sus ejes a la empleada de la casa, Rosalinda, a quien se le llama Mama Rosa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *